¿Podemos disfrutar de las ventajas del wifi doméstico con el menor impacto posible en nuestra salud? Sí. Vivimos en un mundo artificial y pagamos un precio por ello. La tecnología nos regala muchas bendiciones y, al ritmo que va, ya está deteriorando nuestra biología. Lola Bohórquez, experta en contaminación electromagnética y Directora de Tecnowell, nos ofrece 7 claves para minimizar los efectos nocivos de tanta tecnología a todas horas y en todo lugar… ¡Higiene tecnológica, por favor!

Hola a tod@s:

Soy Lola Bohórquez. Con este artículo pretendo dar pautas para que podamos disfrutar de las ventajas del wifi doméstico con el menor impacto posible en nuestra salud. ¡Vamos a minimizar los efectos de las radiaciones electromagnéticas en nuestros hogares!

Aunque el router wifi doméstico no es el primer dispositivo que emite ondas electromagnéticas en la historia de las telecomunicaciones (antes hay muchos otros) sí me gustaría dedicar mi primer artículo sobre Higiene Tecnológica a este sistema porque considero que su impacto negativo en la salud sí es el más importante: es como introducir una antena de telefonía móvil en tu casa.

¿Sabes qué es tener Higiene tecnológica? Creo que sería importante que te familiarizaras con ella porque de su comprensión va a depender  tu salud. La tecnología avanza tan rápido que la medicina no puede alcanzarla, así que tenemos que ser nosotros, los usuarios, los que debemos conocer sus ventajas y sus inconvenientes.

“Son innumerables las ventajas y comodidades que la transmisión de información sin cable nos permite tener tanto a nivel particular como colectivo (comercios, hospitales, empresas, colegios, etc.) y sobre todo es incalculable el beneficio económico que ello conlleva. No parece posible detener el avance en el incremento del alcance y velocidad de las ondas wifi. Como dicen los expertos, esto no ha hecho más que empezar.”  Escuela sin wifi

Me parece recomendable que observemos nuestro entorno -en este caso nuestro entorno tecnológico- para darnos cuenta de cómo este puede estar afectando a la salud. Hoy más que nunca nos merecemos conocer cuáles pueden ser las consecuencias negativas que produce el hecho de que vivamos en un entorno artificial. La higiene tecnológica se ocupa de tu salud y de la de tu familia.

¿Te gustaría que tu casa estuviese al lado de una gran antena de telefonía móvil? Estoy segura de que no, porque ya conoces casos de enfermedades graves y otros problemas de salud que se originan en su entorno. Entonces, ¿por qué tienes el wifi todo el día y toda la noche encendido en tu propio hogar? No hace falta y además te perjudica muchísimo sin que te estés dando cuenta. Te comparto varios titulares de la prensa nacional en los que los ciudadanos van percatándose de la relación que hay entre las radiaciones electromagnéticas y el cáncer:

Denuncian 38 casos de cáncer en once portales rodeados de antenas de telefonía. (20 Minutos)

Culpan a una antena de telefonía móvil de 43 casos de cáncer entre 350 vecinos (Diario de Sevilla)

En mi casa tenemos una serie de normas de “higiene tecnológica” por el bien de nuestra salud física y mental (y por el bien de nuestros vecinos):

  1. Transportamos internet por la red eléctrica de casa mediante un sistema que se llama PLC. De esta forma aprovechamos la red eléctrica y así no tenemos tanto cable. Lo puedes adquirir en Amazon, mediamarkt, etc. Gracias a él tenemos internet sin que nos atraviesen constantemente las ondas electromagnéticas de wifi. Sus beneficios hacen que merezca la pena invertir en este sistema.

Hay detractores que dicen que el PLC tampoco es seguro del todo, pero créeme, es millones de veces mejor que tener wifi. También puedes instalar internet por cable en toda tu casa si no te importa tener cables a la vista.

Hay dos tipos de PLC, uno tiene unas antenas y otros no tienen antenas. Los válidos son los que NO TIENEN ANTENAS. Te dejo un vídeo que te explica cómo instalar un PLC.

Los que tienen antenas no son válidos. ¡Recuérdalo! Aquí tienes otro enlace donde podrás comprobar la radiación que emiten los PLC con antenitas. Os dejo el enlace a un vídeo grabado por Joan Carles López Sancho, experto en Geobiología y radiaciones del hábitat. ¿Su título? “Radiaciones wifi en las habitaciones de nuestros hijos, no gracias”.

  1. Utilizamos el ordenador habitualmente para hacer nuestra incursión en internet por trabajo, ocio, compras, etc. Tenemos el ordenador conectado a internet con el sistema que he nombrado antes, PLC. Sólo necesitas un cable que iría del ordenador al enchufe donde tienes el PLC.
  2. No tenemos tablets. Las tuvimos hace varios años hasta que descubrimos que mi hija de siete años, que la utilizaba todos los días para jugar, enfermaba más veces de lo debido con gastroenteritis, gripes, resfriados, se quejaba mucho de dolores de cabeza y de barriga y se despertaba por las noches más de lo habitual. Así que decidimos prescindir de ella. Además, pasó de jugar a la tablet a pintar cuadros, realizar manualidades, leer, escribir cuentos, ver dibujos en inglés, invitar a amiguitos a jugar a casa, bañar al perrito e inventarse juegos entre otras cosas.

Posteriormente descubrimos que no era sólo la tablet la responsable de sus problemas de salud, sino la tablet + ondas wifi. Al eliminar ambos componentes de nuestras vidas, todos notamos la diferencia. No obstante, si eres forofo de las tablets y no puedes pasar sin ellas, puedes conectarla a internet por cable con un adaptador RJ45 a Mini USB.

  1. ¿Sabes que la mayoría de nosotros tenemos el wifi encendido todo el día en casa para poder utilizar Whatsapp?

Mi compañía de teléfono me permite utilizar Whatsapp sin gastar datos, así que si tu compañía no te da esta ventaja, ¡Cambia de compañía!

¿Sabes cuánto puedes estar perjudicando tu salud y la de toda tu familia? Por eso, búscate una compañía que te permita usar Whatsapp sin tirar de datos. Verás cómo así podrás tener el wifi apagado la mayor parte del día. Esto hará que toda la familia duerma mejor, se levante más descansada, tenga más energía y vitalidad y sea más FELIZ. Además, tu sistema inmunológico funcionará mucho mejor.

  1. Actualmente mi hija ha crecido y tiene móvil. Cuando está en casa conecta su móvil al PLC mediante el adaptador RJ45. Así que sólo conectamos el wifi cuando vienen amigos a casa y un máximo de una hora.
  2. Cuando está encendido tenemos mucho cuidado de permanecer a más de 4 metros del router wifi.
  3. En cualquier caso, siempre se debe tener apagado el router wifi mientras dormimos.

 

  • ¿Por qué a más de 4 metros?

A nivel personal, cuando estoy a menos de 4 metros del router wifi, noto una presión en la cabeza que, si no me alejo, desemboca en un dolor agudo especialmente en el lado inferior derecho de la cabeza que se extiende al cuello, luego al hombro y posteriormente al brazo.  Cuando me alejo un mínimo de cuatro metros del router, la presión de la cabeza decrece y el resto de síntomas se minimiza. Esto lo he aprendido con el tiempo y observando la reacción de mi cuerpo en función de la distancia al router wifi. Todos podemos hacer lo mismo si nos paramos a observar.

  • ¿Por qué un máximo de una hora?

Porque a partir de una hora con el router encendido en casa y aunque esté a más de cuatro metros de él, aparece la presión en la cabeza y todo lo que viene después. Que no notes los efectos inmediatos del wifi no quiere decir que no esté perjudicando a tus células y que tarde o temprano comiences a tener problemas de salud.

  • ¿Por qué apagarlo de noche?

Porque es cuando más daño hace en nuestro organismo. Todos sabemos que cuando dormimos nuestro organismo está más receptivo tanto a lo que nos beneficia como a lo que nos perjudica. Si el wifi no es saludable de día, menos lo es por la noche.

Yo, particularmente, me despierto con dolores en el cuerpo y me cuesta trabajo levantarme. Desde que empecé a dormir con el wifi apagado hace ya más de 8 años, mi cuerpo amanecía menos dolorido y con más energía. Esto fue lo que hizo que me diese cuenta de que el wifi hace daño al organismo y desde entonces comencé a cambiar mis hábitos hasta que llegué a la conclusión que la mayoría de mis problemas de salud estaban provocados por mi sensibilidad a los campos electromagnéticos.

Además de todo esto, te cuento cuáles han sido los estudios e indagaciones que me llevan a afirmar que el wifi puede estar provocando muchos más problemas de salud de lo que nos pudiésemos imaginar.

En estos ocho años de trayectoria he consultado a diferentes tipos de profesionales: médicos, profesores, enfermeros, geobiólogos, naturópatas, informáticos, madres y padres, etc.

Los médicos me explican que hasta hace 10 años (año 2008 aproximadamente) cinco de cada cien pacientes (5%) presentaban procesos tumorales, también lo llaman mutaciones celulares. Actualmente se echan las manos a la cabeza y admiten que al menos treinta de cada cien personas que acuden a sus consultas (30%), presentan procesos tumorales. Todos coinciden en lo mismo: el número casos de cáncer ha aumentado exponencialmente en los últimos 10 años. Y no sólo casos de cáncer, sino casos de cualquier enfermedad degenerativa.

Asimismo coinciden en el aumento de casos de bronquitis, alergias, etc. como consecuencia de un sistema inmunológico debilitado de forma general en la población.

Los profesores coinciden en que hay un crecimiento en el número de niños con falta de concentración, dispersión mental o hiperactividad en la última década.

Y, entre otras cosas, los padres y madres reconocen un aumento de estrés en sus vidas provocado por las continuas bronquitis o alergias que padecen sus hijos y que no les permite ni a niños ni a padres poder conciliar vida laboral y familiar.

No quiero extender más el artículo, porque podría escribir hojas y hojas.

Considero que el router wifi es uno de los dispositivos de telefonía móvil que más daño puede estar haciendo a las personas, especialmente a los niños, y fundamento mi afirmación en las siguientes realidades:

  1. Es a partir del año 2006 cuando se generaliza el uso de routers wifi domésticos instalándose en las casas particulares para que todos los miembros de la familia podamos estar conectados a internet sin necesidad de cables o tener varios dispositivos a la vez conectados a la red como el móvil, la tablet, el ordenador o la tele. Así también se extiende su uso en zonas públicas, centros comerciales, parques, edificios públicos, hoteles, etc.
  2. Es a partir del año 2008 y 2009 cuando el número de personas con cáncer o cualquier otra enfermedad degenerativa se multiplica exponencialmente hasta el punto de afirmase que ya se han superado todas las expectativas que teníamos para 2020.
  3. Es en la última década cuando también aumentan exponencialmente los casos de enfermedades raras y enfermedades “invisibles” para las que la medicina convencional no encuentra soluciones. Esto ocurre porque la tecnología avanza mucho más rápido que la medicina.

Por tanto, apuesta por eliminar las ondas wifi de tu casa. No esperes a las vacaciones para desconectar, desconecta cada día.

¿Vives en Madrid? ¿Quieres conocernos y aprender cómo emplear el Earthing activo para neutralizar las radiaciones electromagnéticas?  Te esperamos en la charla que ofrecemos el martes 26 de junio a las 20:00h en Centro Marcelo Quiropráctico. ¡El dispositivo Tecnowell ya está en centros quiroprácticos procurando el bienestar de toda la famila!

¡Feliz semana!