Le pregunto a Clara Díaz, que lleva más de una década dedicándose al Ayurveda, si beber agua fría y tomar helado en verano es aconsejable. Nos recomienda el aceite de coco y nos da consejos sencillos para estar saludables en verano… ¡Dice que la siesta es buena!

Namaste,

me llamo Clara, escribo como enamorada del Ayurveda (medicina holística india reconocida por la OMS con más de 5000 años de rodaje) y os voy a contar los trucos ayurvédicos que uso para sobrellevar los calores del verano.

imagen de Clara Díaz en uno de sus viajes a la India ayurveda masaje marma madrid thai

Clara Díaz en uno de sus viajes a la India. Especializada en masaje Marma y Thai. Coach social y Maestra de Reiki

Para empezar me parece necesario explicar que el Ayurveda se fundamenta en la existencia de tres energías o doshas, Vata (espacio y aire), Pitta (fuego y agua) y Kapha (agua y tierra). Llamamos equilibrio a la armonía entre los doshas, pues cada uno tiene una función y afecta a los demás. Estas energías están en nosotros, en nuestra comida y, como no, en la naturaleza, cambiando con las estaciones.

En verano vamos a ocuparnos principalemente de Pitta, el fuego, pues el calor estival lo altera inevitablemente. Además povoca sequedad, con lo que Vata también se agrava. Para remediar esta situación la clave está en enfriar e hidratar. Veamos cómo.

La mayoría de las veces, apoyando los cambios que nuestro organismo realiza de forma natural. ¿Has notado que en verano tienes menos hambre? Es porque nuestro fuego digestivo (Agni) baja, refrescando el cuerpo para combatir el calor exterior. Pero, claro, también baja nuestra capacidad digestiva y metabólica, siendo más costoso hacer cualquier esfuerzo, y nos cansamos antes.

Por eso en verano es mejor comer menos cantidad y, si es necesario, más veces. La norma ayurvédica general es comer sólo cuando se tiene hambre, y en verano es muy importante respetarla. Lamentablemente, esa debilidad en nuestro Agni desaconseja beber nada frío o los helados, pues bajaríamos demasiado nuestro metabolismo, nuestro ritmo.

Y el ritmo es otra de las claves para gestionar nuestro Pitta. Este dosha se encarga de la acción, de la transformación, del análisis y la resolución, y su mantra debería ser moderación, especialmente en verano. Así que evitaremos la intensidad en el deporte y el trabajo, intentando tomarnos las cosas con calma.

Cuando Pitta se agrava podemos notarlo en forma de irritabilidad, impaciencia o mal humor, con erupciones en la piel, diarrea, acidez, inflamaciones (por la sequedad), etc. Con la menstruación sube más la temperatura interior, complicando la situación y siendo conveniente actuar desde la prevención.

¿Y qué podemos hacer para prevenir?

Lo primero protegernos la cabeza y los ojos, sitio de Pitta. No dudes en lavarte la cara las veces que necesites para aliviarte, así como los pies. También es buena idea darse baños de luna, esto es, paseos nocturnos.

Una buena noticia, o a mí me lo parece, es que está bien echarse una siestita a medio día para reponerse en estos días tan largos, lo cual está desaconsejado el resto del año.

También proponen respiraciones provenientes del Yoga llamadas Pranayamas. Una muy sencillita y refrescante consiste en respirar quince veces por la fosa nasal izquierda mientras tapas la derecha. Pruébala si el calor no te deja dormir.

Aunque lo mejor es, como siempre en el Ayurveda, el aceite, en este caso el aceite de coco. Si nos echamos aceite de coco en todo el cuerpo (10 minutos y luego nos duchamos) conseguiremos refrescarnos considerablemente. Ya hablaremos de los distintos aceites y sus maravillosas propiedades en otro artículo. De momento, tener en cuenta que el aceite sea virgen pues, como dice el Ayurveda, no te pongas en la piel algo que no te puedas comer…

Por último, y creo que lo más importante, es qué comer… y qué no. Es mejor evitar el picante, el ácido, el salado y los fritos. Picante es la cebolla cruda, los rábanos, el ajo, el jengibre, la pimienta, la canela, la nuez moscada, la cúrcuma, el clavo o el anís. El ácido o agrio predomina en las salsas, yogures, conservas y frutas que no están maduras, por ejemplo. El azúcar, el alcohol, el café y los refrescos estimulantes agravan Pitta, así que no es buena idea consumirlos. La carne roja, los quesos fuertes y la comida pesada o muy caliente tampoco nos ayudan.

Es mejor elegir los sabores astringente y amargo, y el dulce que podemos encontrar en las frutas maduras, la calabaza o el arroz basmati.

El astringente es un sabor seco que podemos reconocer como el regusto que deja el vino en el paladar y lo encontramos en las patatas, las lentejas y legumbres en general, las coles, las peras, las manzanas o los frutos rojos, por nombrar algunos alimentos. El amargo lo podemos disfrutar en las verduras de hoja verde y en hierbas como el diente de león y el hinojo. Podemos consumir verduras crudas y ensaladas de día, y de noche mejor algo ligero, cocinado pero no muy caliente. Para beber puedes optar por zumos de fruta sin leche (sólo una fruta, pues mezcladas se vuelven indigestas), té verde con menta, infusiones refrescantes y, sobre todo, agua, mucha agua, si quieres con limón.

Espero que estos consejos te ayuden a disfrutar todavía más del verano. Si os apetece conocerme mejor, os comparto mi blog y mi espacio en Facebook. Y os atiendo encantadas en San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.

ayurvedamasaje.blogspot.com

Masaje Ayurveda y Thai

Raquela: El Masaje Marma es la especialidad de Clara, que imparte además talleres de cuidados y masaje ayurvédico para bebés y embarazadas. Hace tu Estudio de Doshas para saber tu constitución ayurvédica, el funcionamiento de los Doshas y cómo equilibrarlos mediante determinados hábitos y alimentación.