Le pregunto a Adriana Sorina -enamorada de los fosfenos- si la luz del Sol o la luz de una fogata nos hacen crecer como seres multidimensionales. ¿Sabes que pasas + del 70% de tu vida bajo la influencia de la luz artificial? ¿Qué haría la luz natural por ti en un hospital, en un geriátrico o en el cole de tu hij@?

¿Qué efectos maravillosos  provocan los fosfenos en nuestro cerebro? ¿Se puede transformar la luz interior -un fosfeno- en energía mental y conciencia sutil? ¡Nuestro cerebro se activa con la luz y se nos alegra, literalmente, el corazón y el alma!

Llevamos toda la vida haciendo fosfenos inconscientemente… ¿No te quedas hipnotizad@ mirando la luz que se desprende de una buena fogata? ¿De qué hablas frente a una chimenea? Por cierto, la Noche de San Juan te invita a hacer fosfenos y a bailar al mismo tiempo. Luz y movimiento… Qué buena mezcla!

Y buscamos la luz sin conocer muy bien qué hace ella por nosotros. ¿Sabes que pasamos más del 70% de nuestra existencia bajo la influencia de la luz artificial? ¿Qué pasaría si hubiese lámparas fosfénicas en los centros de menores, en los hospitales, geriátricos, coles o institutos? Resolvemos las preguntas en esta entrevista “luminosa”…

Adriana Sorina coach fosfeno pedagoga Dr. Lefebure fosfenismo

Adriana Sorina, coach fosfeno pedagoga

Adriana, ¿Qué son los fosfenos y el Fosfenismo?

Un fosfeno es una sensación luminosa subjetiva, una luz multicolor que podemos ver en nuestro campo visual a la altura del entrecejo después de fijar la mirada en una fuente de luz adecuada, como cuando miramos al Sol directamente justo al amanecer. El fosfeno persiste durante tres minutos aproximadamente, va cambiando de colores y luego desaparece. Y lo podemos ver tanto con los ojos abiertos como cerrados.

En realidad los fosfenos siempre han estado con nosotros. Los hemos disfrutado inconscientemente porque sabemos que nuestro cerebro se activa con ellos, generando pensamientos más claros, coherentes  y amorosos.

Como lo experimento cada día con la práctica para mí el fosfeno es un espejo de tu mente, de tus emociones y de tu espíritu. Cuando haces fosfenos con regularidad notas una activación neurológica, emocional y sutil. De hecho, el Dr. Lefebure -creador del Fosfenismo- constató que los fosfenos -la energía de los fotones- actúan sobre el cerebro reptiliano, el límbico y el neocortex activando todos sus potenciales y regalando armonía y coherencia a las personas que los practican. La glándula pineal se activa y con ella favorecemos las experiencias de expansión de la consciencia.

Imagen, tomada de frente, de una lámpara fosfénica encendida a plena luz del día

Para el Dr. Lefebure mediante la observación de esa luz que generamos, es decir, observando su comportamiento, podemos determinar de manera muy exacta el funcionamiento del cerebro. Él desarrolló el fosfenismo desde mediados del siglo pasado. Dejó constancia de un conjunto de técnicas que tienen como  objetivo estimular las capacidades cerebrales a partir de un método basado en las reacciones fisiológicas provocadas por los Fosfenos. Publicó más de 30 libros con los resultados de sus investigaciones.

¿En qué momento descubriste la obra del Dr. Lefebure?  

Hace unos diez años, cuando estuve preparada para entender sus propuestas, para vivirlas plenamente y florecer tanto dentro de mí como en mis relaciones con el exterior. Este médico dejó claro que sentía que el verdadero maestr@ de nuestras vidas somos nosotros mismos, que cada uno tiene su Luz propia y la capacidad para conectar con ella. En mi caso, cuando encontré esa “luz” me sentí en paz y tuve la sensación de estar en casa.

La maravillosa obra del Dr. Lefebure la fui leyendo y disfrutando después de vivir mis experiencias de expansión de la conciencia y me han servido para entender aún más que la espiritualidad está dentro de cada ser humano. También me di cuenta de que mi vida depende en gran medida de la calidad de mis pensamientos. Me llamó la atención en su momento la importancia que Lefebure le concedía a los pensamientos. De hecho cuando empezó a estudiar cómo la luz estimulaba las funciones cerebrales se preguntó: ¿qué pasaría si pensásemos en una idea muy concreta en presencia de un fosfeno? Y entonces descubrió que al hacer esa mezcla la energía lumínica se transformaba en energía mental.

Él estudió los efectos de la luz en nuestro cerebro como nadie antes lo había hecho y toda la información que nos ha dejado resulta ser útil para todos los aspectos de la vida de una persona: familiar, educacional, profesional, espiritual.

¿Qué beneficios te ha aportado a ti y a tu familia?

Personalmente considero que para sentirte iluminado no tienes que ser alguien especial o de otro mundo si no todo lo contrario… Significa sentirte lleno de luz y radiar luz a tu alrededor, sentir que vives en este mundo del experimentar a través del cuerpo y las sensaciones, desmenuzarte para entenderte a ti mismo y sobre todo contactar con lo que has venido a hacer aquí, dejar de luchar contra todo aceptando las cosas así como son, comenzando a vivir y a vibrar desde la frecuencia de la luz y desde el amor.

También me ha puesto en contacto con el mayor y mejor maestro que pueda tener en este mundo, que no es otro que mi proprio corazón.

Gracias a los fosfenos he aprendido a dormir siete-ocho horas sin interrupción, y con esto consigo despertarme con muchísima vitalidad. Los fosfenos me ayudan a soñar por la noche, a recordar mis sueños y por supuesto a darme alguna escapada al otro lado de la conciencia siendo consciente.

He aprendido a confiar en mi intuición. Si siento que quiero hacer algo, simplemente lo hago y confío en que va a salir todo fenomenal. También ahora sé cómo recuperar rápidamente la sonrisa cuando me enfado… Y cada vez me enfado menos. Y cómo volver al equilibrio cuando alguna noticia intenta romper la vibración de amor que sale desde mi corazón.

Cuando comencé a trabajar con los fosfenos sentí a mi familia de una manera distinta, con más comprensión. En mi entorno familiar estaban las personas justas que me enseñaban como buenos maestros lo que yo necesitaba saber para provocar cambios beneficiosos en mí. Y ellos a la vez han cambiado porque yo he me he transformado.

He aprendido cómo mantener sano mi cuerpo físico y disfrutar de lleno de la experiencia de la vida, mientras esta dure…

¿ Cómo se pueden generar fosfenos?

Podemos generar fosfenos mirando unos segundos al Sol (en su salida o en su puesta), observando el reflejo del Sol en el agua o sobre una superficie blanca o mirando fijamente la luz que se desprende de unos leños ardiendo.

Lo que ocurre es que para obtener beneficios palpables con los fosfenos hemos de hacerlos a diario, o al menos procurar una cierta frecuencia. Por eso se crearon las lámparas fosfénicas, que puedes tener en tu casa, en la oficina, cuando te vas de viaje, en fin, en cualquier momento. Las hay de varios tamaños, dependiendo de para qué y dónde las quieras emplear. Se obtiene un fosfeno fijando la vista en la lámpara unos 30 segundos (hay que ubicar la lámpara a un metro de distancia de nuestra vista ).

Adriana Sorina coach fosfeno pedagoga Dr. Lefebure fosfenismo

Adriana Sorina con una usuaria que tras hacer fosfenos a diario comenzó a sentir la necesidad de crear mandalas…

¿Todas las personas pueden trabajar con ellos?

Todas no, aconsejamos no hacer fosfenos a las personas que tienen glaucoma o han tenido operaciones recientes en los ojos (recomendamos que dejen pasar un año desde la intervención).

A los niños, por ejemplo, les encanta jugar con ellos. De hecho todos nosotros hemos pasado mucho tiempo de pequeños jugando mirando al Sol, aunque no nos acordemos muy bien. Mi niño juega con la luz y hace fosfenos desde los dos años de edad. Y durante  sus nueve meses de gestación, tanto su padre como yo nos hemos comunicado mucho con él a través del fosfeno.

¿Para qué podemos aplicar los fosfenos en nuestra vida cotidiana?

Bueno, como comenté anteriormente son de gran utilidad tanto para nuestro cerebro como para nuestro corazón y espíritu. Así que ¡son muy útiles!

A nivel terapéutico con los fosfenos se trabajan directamente los insomnios, las depresiones, la ansiedad y el estrés.  Además es compatible con todas las terapias y técnicas naturales de sanación  que existen (Reiki, osteopatía, baño de gong, acupuntura, masajes, etc.).

Hay muchos terapeutas y médicos que han descubierto la eficacia y la eficiencia de los fosfenos y del método y en muchas consultas encontrarás las lámparas fosfénicas como complemento en las terapias que aplican. En Madrid, por ejemplo, puedes dirigirte al Centro Marcelo Quiropráctico y allí podrás hacer un fosfeno antes del ajuste.

Adriana Sorina coach fosfeno pedagoga Dr. Lefebure fosfenismo

Centro Marcelo Quiropráctico (Madrid) con una lámpara fosfénica encendida en la sala de espera

En youtube y en nuestras páginas web podrás ver algunos vídeos de terapeutas y usuarios que han tenido la amabilidad de dejarnos sus testimonios. Os comparto este, muy cortito, donde una señora con insomnio crónico nos cuenta cómo haciendo fosfenos empieza a dormir las horas que necesita.

A nivel pedagógico pues me gustaría dar a conocer uno de los últimos estudios realizados sobre los beneficios y la importancia de la luz en nuestras vidas… Si solo cambiando la iluminación en las escuelas, se consiguen estos resultados que voy a describir ahora, ¿qué se podría conseguir si nuestros chic@s practicaran los fosfenos con regularidad?

El proyecto School Vision, de Philips, es parte de un estudio independiente realizado en la ciudad de Hamburgo, en el que participaron el gobierno local y la Universidad de Hamburgo-Eppendorf. Un experimento con protocolo científico, con un total de 166 alumnos y 18 profesores, con un año de duración y que objetivó mejoras significativas en el rendimiento de los alumnos al iluminar las aulas con luz natural.

El grupo Philips, con este proyecto School Visión, avala los trabajos de Dr. Lefebure, que, desde hace 60 años, explica y aplica con éxito dos técnicas de estudio: una, basada en la luz y sus efectos sobre del aprendizaje y el comportamiento de los estudiantes; otra, el ritmo interhemisférico creado por la audición alternativa o neurosincronización.

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos después de seis meses?: aumento del 35% en el rendimiento escolar, aumento de la velocidad  de lectura; reducción del 45% en errores recurrentes, reducción de conducta hiperactiva en un 76% y disminución de los casos de bullying.

¿Nos recomiendas algunos libros para empezar a familiarizarnos con el Fosfenismo?

Todos los libros de Lefebure son interesantes. Podéis empezar a leer La Historia de la Luz, Neuropedagogía y fosfenos, La exploración del cerebro mediante las oscilaciones de los fosfenos dobles y Nueva explicación del origen de las religiones: el fosfenismo. Hay mucha información al respecto en nuestras páginas web.

 ¿Y las fechas y lugares de tus próximos talleres?

Quiero destacar que nuestros cursos son cursos de formación continua, es decir, que se abonan una vez pero se pueden repetir de forma gratuita todas las veces que se organicen en tu ciudad.

Nuestros próximos cursos de Luz Natural Fosfenos:

– 1 de julio en Almería, 1 de septiembre en Galati (Rumania), 2 de septiembre en Bucarest, 22 de septiembre en Madrid, 29 de septiembre en Nerja (Málaga) y 6 de octubre en Sevilla.

Os dejamos un vídeo para que conozcáis a Adriana un poco más. Fue grabado por Mindalia Televisión en Biotienda (Sevilla) en junio 2017. Duración: 52 minutos. Si os apetece, en este enlace http://luz-natural-mente.com/videos/ tenéis más vídeos sobre algunos de los temas tratados en esta entrevista.

Un abrazo y ¡luz para todos!